La princesa noruega Mette Marit inauguró este martes la primera central eléctrica por osmosis del mundo cerca de Oslo, en Noruega. Con esta instalación piloto, la empresa de energía estatal busca obtener energía generando ósmosis (paso de disolvente pero no de soluto entre dos disoluciones de distinta concentración separadas por una membrana semipermeable) con una mezcla de agua dulce y salada.

"Detrás nuestro hay diez años de duro trabajo de investigación", afirmó el jefe de la empresa, Bård Mikkelsen.

La turbina de la central es impulsada mediante el flujo de agua dulce a través de una membrana para diluir agua salada del otro lado. Esto genera una sobrepresión en el agua salada de la cual se puede obtener electricidad.



¿Qué es la energía osmótica? También se le conoce como energía azul, y es una energía que se obtiene gracias al choque entre agua dulce y agua de mar. Según Statkraft, esta energía tiene un potencial increíble, capaz de proporcionarnos en un futuro el equivalente a 1600 TWh, esto es, la energía que China consumió durante todo el año 2002, y el 50% del consumo de la Unión Europea.

Ahora, tras 10 años de investigación, la empresa, con sede en Noruega, está a un paso de abrir el primer prototipo. En palabras de su director general, esta nueva tecnología genera electricidad mezclando agua, así de sencillo (gracias a la electrodiálisis inversa).

Las nuevas soluciones para cubrir los retos climáticos pueden estar más cerca de lo que esperamos. También el ministro noruego de Energía ha querido sumarse a la fiesta, y a agradecido a Statkraft la presentación del prototipo, enorgulleciéndose de que una compañía noruega sea la pionera en este ámbito.

El objetivo principal es seguir mejorando para poder crear una planta de energía osmótica comercial dentro de unos años. Además, la empresa noruega a contado con apoyo en I+D de numerosos países, logrando atraer el interés internacional. La energía osmótica es una fuente de energía limpica que teóricamente se puede encontrar en todo punto donde el agua dulce contacta con el mar. No produce ruido (uno de los inconvenientes de la energía eólica, por ejemplo) y podría integrarse en zonas industriales existentes.


Fuentes: DW World DE - Energía Osmótica

0 comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

Mi lista de blogs